Cuando estés en lo más alto, recuerda comportarte como lo harías estando en lo más bajo, porque tarde o temprano
acabarás bajando. Respeta, sé modesto y humilde y estando en lo más bajo el resto del mundo te verá en lo más alto. No es cuestión de altura, es cuestión de grandeza. ¿Qué opinas?

0
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *