• Home
  • /Blog
  • /Lo siento, pero ser libre es una decisión
Lo siento, pero ser libre es una decisión

Lo siento, pero ser libre es una decisión

Quizás una de las milongas mañaneras en las que se regocija el ser humano es pensar que en algún momento, en alguna ocasión, llegará  a ser libre. Y es posible que la fantasía o el espejismo de la libertad ronden muy cerca en determinados momentos.  Pero éstos, al ser azotados por una consciente realidad, se esfuman como la arena de una duna al ser empujada por el lebeche. Es “literalmente” imposible que el ser humano consiga nunca su libertad, ni siquiera en la literatura de las canciones, ni siquiera en los trazos coloridos de un cuadro, ni siquiera en los espejismos efímeros de los pensamientos.

El ser humano es prisionero de sus necesidades. Ya lo afirmó con total acierto Maslow en 1943 con su conocida pirámide . Ahora quiero reafirmarlo con la experiencia de lo vivido en los muchos o pocos años que llevo caminando en esta vida. Siempre he querido ser libre. Ha sido un sueño, una quimera, que se ha estampado día a día con los gruesos muros de mi realidad, de la realidad humana.

Pirámide de Maslow

Por mucho que queramos ser libres, las necesidades de respirar, de alimentarnos, de dormir, de conseguir seguridad, protección o cobijo, estarán muy por encima de cualquier deseo de libertad. Si decides romper con los esquemas de la sociedad actual y escapar para ser libre te acompañarán esos grilletes de la supervivencia humana. Pero no todo tiene un aspecto negativo.  He encontrado un lugar, un momento,  donde podemos ser libres, totalmente libres. Ese momento se encuentra en la toma de nuestras propias decisiones. Siempre, independientemente en la situación que nos encontremos, el ser humano puede tomar las decisiones que le de la santísima gana.

Ese gran poder de tomar las decisiones que queramos tiene un alto peaje que pagar. Se llama CONSECUENCIAS. Y precisamente son los miedos que producen esas consecuencias las que nos frenan a ser totalmente libres. Porque el miedo sigue dominando nuestras vidas, porque el miedo sigue amedrentando nuestras decisiones, porque el miedo nos agarra por los testículos y nos paraliza. Son los miedos del mañana los que atemorizan nuestro presente y nos impide ser libres conjugando el presente y futuro.

Por lo tanto, aún a día de hoy, me pregunto si el ser humano puede ser libre. Sinceramente creo que sí. El ser humano puede ser libre siempre y cuando se libere de sus miedos. Porque el ser humano es un ser totalmente libre pero prisionero de sus decisiones.  Y ahora la cuestión es ¿Quién le pone el collar a ese perro?

Felices deseos de libertad

Juan de Dios Salinas

Libertad

2 thoughts on “Lo siento, pero ser libre es una decisión

  1. Te felicito por tu blog. Es muy atractivo y es muy bueno encontrar amantes de su profesion para aprender cada dia mas.
    Soy Henry y tambien llevo conmigo un mensaje mas alla del baloncesto llamado el Dribbling de la Vida el cual brindo a quien lo necesite. Soy basquetbolista profesional y conferenciante motivacional.
    Que bueno fue encontrarte y contagiarse de tu energia.

    Gracias por tu atencion

    http://www.henryodonez.com

    • Juande Salinas

      Hola Henry, me alegra que te guste el blog. He visto lo que haces y me gusta, vamos muy de la mano en fomentar el espíritu deportivo y la vida. Por aquí me tienes para seguir aportando un granito de arena a este mundo.
      Saludos
      Juan de Dios Salinas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*