Personas tóxicas

Personas tóxicas

Aprende a reconocer a las personas tóxicas.

Si quieres que tu vida sea positiva y constructiva, evita aquellas personas que harán que tu vida sea un infierno. Personas que llegarán a sacarte de quicio, te robarán la energía, que harán lo posible para hacerte perder los papeles o crear malestar en tu vida y entorno. A este tipo de personas se les llama ‘Personas Tóxicas’.

Tóxico proviene del latín ‘Toxicum’ y significa veneno, toxina. La propia palabra no podría ser más descriptiva.

¿Qué es una persona tóxica?

Un persona tóxica es aquella que es capaz de cambiar tu estado de ánimo para empeorarlo. Lo puede hacer de una manera directa, manipulando tus emociones, o bien de manera indirecta manipulando las emociones del entorno que te rodea.

Una personas tóxica puede estar más cerca de ti de lo que imaginas. Puede ser tu pareja, tu jefe, tu compañero de trabajo, tu vecino, o inclusive alguien que ni siquiera conoces. Si no te encuentras bien con una persona, piensa que puede estar robándote la energía. Sí, has oído bien, ’ROBANDOTE’ la energía. Cuando veas o estés con esa persona tóxica, te pondrás en estado de alerta, de defensa. Eso debilita o desequilibra tu estado emocional. Esa es la primera señal de alarma. Analiza qué regalo trae esa persona; negatividad, resentimiento, envidia, rabia, celos, falta de objetivos, falta de preparación profesional. Analiza todo esto y observa de qué manera lo utiliza en tu contra.

La mejor forma de defenderte de las personas tóxicas, es identificando qué perfil tiene.

peligro, personas tóxicas

Tipos de personas tóxicas

  • Los Cocodrilos: Te van a seducir, engañar con mentiras y lágrimas de cocodrilo para obtener lo que desean de ti. Cuando lo hayan conseguido, te dejarán como un pañuelo de papel usado.
  • Los Mendigos: Estas personas son los sufridores de la humanidad, los afectados de todas las situaciones. Te robarán energía dando pena para que estés pendiente de ellos.
  • Los jardineros: Les encanta sembrar. Sembrar la discordia y manipular al resto de tu entorno para que te hagan el vacío. Este tipo de personas suelen ser perfiles tipo ‘compañeros de trabajo’. Su baja preparación profesional y la inseguridad de que les puedas hacer sombra, son los motivos por los que te gestarán una reputación negativa ante el resto de tus compañeros. Desafortunadamente, estos perfiles abundan cada día más en nuestras empresas.
  • El fustigador: Este tipo de perfil es el que está todo el día con el látigo en la mano. Suelen ser jefes, parejas, o padres que no aceptan que no seas como ellos quieren que seas. Suelen utilizar expresiones como ”Eres un vago”, “No serás capaz”, ”Siempre me haces sentir mal”, “la culpa es sólo tuya”.
  • Los escarabajos peloteros: Son aquellos tipos de persona que van con su ‘mierda’ y la de los demás a todos sitios. Nunca ven lo positivo, siempre se quejan de todo y de todos. Son personas insatisfechas en su vida y esa misma ‘mierda’ es la que quieren dar a los demás. Siempre hablan mal de todos cuando están contigo, pero cuando te das la vuelta, es a ti al que ponen de vuelta y media.
  • Los cebollas: Son personas que siempre están llorando de lo mal que les va la vida. No les importa como te encuentres tú. A ellos lo único que les importa son sus penas, independientemente de cómo te encuentres tú.
  • El mosquito: Uff, mucho cuidado con este tipo de personas porque son muy difíciles de identificar. Son como los mosquitos. No los ves venir. Nunca son protagonistas, no hablan contigo, no discuten, no participan, pero cuando deciden clavar su probóscide en ti, son capaces de transmitirte todo el veneno que guardan dentro. Suelen actuar en la sombra, poniendo a todo el mundo en tu contra y suelen utilizar a terceras personas para hacerte daño. Ellos suelen permanecer en el anonimato.
  • Los agresivos: Son personas que utilizan la fuerza física y la violencia para controlar y manipularte. Tendencia al insulto y a la manipulación psicológica. Son un perfil peligroso y hay que mantenerse lo más alejado posible de ellos.

 

¿Cómo actuar con las personas tóxicas?

1.- Aléjate de la gente tóxica. Este es el primer paso que tienes que dar cuando descubras a una persona tóxica. Si ves que esas personas sacan lo peor de ti y no prosperas, déjalas ir. No pierdas tu vida en ser un superviviente en una guerra química personal. Quizá no puedas en estos momentos, pero busca alternativas y toma decisiones que te hagan sentir bien.

2.- Aprende a captar la sensibilidad de la energía. Cuando tratas con personas tóxicas, la energía se nos va, nos debilitamos. Entramos en un círculo de negatividad que nos envuelve y nos convierte en el mismo tipo de persona negativa. Aprende a sentir la energía negativa de las personas y quédate sólo con aquellas que te dan paz o energía positiva.

3.- Poner límites en las relaciones. Aprender a decir las dos palabras mágicas: SI y NO. Hay que enseñar a los demás de qué manera quieres que te traten. El que te agrede te está haciendo saber cómo fue agredido. El que te ofende, te está enseñando cómo fue ofendido. Los límites los pones tú, y si permites que te controlen el único culpable eres tú. NO es una palabra que obra milagros. “No quiero que me trates así” o por ejemplo “No te permito que hables mal de nadie en mi presencia”

4.- Párate unos segundos y analiza la gente con la que convives. Analiza quién saca lo mejor de ti y quién te hace sentir desdichado o ser el paño de lágrimas. Rodéate de aquellas personas que te hacen sentir bien. Esto cargará tu propia autoestima y te dará energía para enfrentarte a los tóxicos!!

5.- Haz crecer tu autoestima. La autoestima y la seguridad en nosotros mismos son el mejor arma para defendernos de la toxicidad de los otros. Trabajar la autoestima nos fortalece y nos ayuda a llevar la vida que realmente queremos.

Por último quiero mostraros a la persona más tóxica, la más sigilosa y la más cercana, y de la primera que os tenéis que defender. Vosotros mismos. Y sí, no me he vuelto loco. Nuestros pensamientos, la manera en la que manejamos nuestras emociones son herramientas que debemos de curtir para no ser personas ‘auto-tóxicas’. Os acordáis aquella frase que dice… ‘si te muerdes la lengua te envenenas’, pues bien si nuestros pensamientos son negativos, nuestras acciones serán negativas, nuestra actitud será negativa, nuestros hábitos serán negativos y acabaremos llevando una vida negativa y envenenada.

Trabaja la meditación, la respiración, haz deporte, trabaja tu propia autoestima, define tu misión en la vida, encuentra los valores por los que quieres regir tu vida. Si no sabes cómo, contacta con profesionales que te ayuden a encontrar todos estos objetivos. Recuerda que sólo depende de ti eliminar las personas tóxicas que te rodean.

 

Juan de Dios Salinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*