Un día soñé que deberíamos crear un PAÍS que permita la sostenibilidad y la libertad de sus habitantes. Un país que permita la autosuficiencia energética y de consumo. Un país liderado por personas asépticas de dinero y poder. Libre de monedas y leyes económicas envenenadas y absurdas. Deberíamos crear un país que albergue una nueva era, cimentado por personas comprometidas con sus semejantes y con el planeta tierra. Un país de color esperanza y con el himno de la confianza, donde sus habitantes vivan fuera de sus cárceles mentales y psicóticas. Un sistema que no disponga de enseñanza, sino de aprendizaje. Donde la medicina sea preventiva y sus gentes mueran por envejecimiento, no por envenenamiento mental o alimentario.

Se busca país para vivir

Se busca país para vivir ¿Conoces alguno así?

Soñé en un país donde los niños jueguen en sus calles sin más peligro que el traer sus ropas embarradas y polvorientas.  Un país donde el aprendizaje se realice “haciendo”, no leyendo absurdos libros de textos antiguos y caducos. Donde la lluvia se reciba con los brazos abiertos, como un regalo del universo y no huyendo de ella disfrazados con chubasqueros.

Al despertar me di cuenta que las pesadillas se viven con los ojos abiertos en la realidad actual y quise dormir de nuevo para regresar a ese lugar en el que sólo pensando en él, una gran sonrisa ilumina mi cara.

Llamadme loco, llamadme iluso, llamadme como queráis, porque sólo las personas que no  juzguen, son dignas de entrar y vivir en él.

Saludos.

Juan de Dios Salinas

4
Comments
  1. Jorge Aguilera dice:

    Amigo Juande, lo primero darte las gracias y la enhorabuena por compartir con todos nosotros tus interesantes experiencias en un blog tan chulo 😉
    Me gustaría añadir en mi humilde opinión que las carreras ciegan a sus participantes. Como en el camino de la vida, nos cegamos y solo vemos la meta, nada más, parecemos burros que solo pueden mirar hacia una dirección porque las anteojeras no les permiten contemplar la plenitud que les rodea.
    Para mí el deporte son historias de superación personal en lugar de competiciones para sobrepasar y pisotear rivales, aunque desgraciadamente los dioses del Olimpo se empeñan en vendernos el deporte como lo segundo a “traganudos” para poder permitirse el lujo de comprar nuestra a alma a un precio irrisorio.
    Resumiendo, opino que llegaste a lo más alto del podium porque fuiste capaz de superarte y superar todos los miedos y barreras que fueron surgiendo en tu senda.
    Enhorabuena machine! A seguir disfrutando y aportando valor con tus lecciones de vida.
    Un abrizo

    1. admin dice:

      Jorge, muchas gracias por tu comentario. Lo cierto es que corro para superar mis propios miedos y para tener una disciplina. El deporte te ayuda, no sólo a estar en forma, sino a trabajar interiormente. Subo al cajón cada vez que saco conclusiones de mis experiencias, como tú muy bien dices, ya soy ganador, ganador de experiencias. Gracias por estar siempre presente en muchas de ellas. Un abrazo machine!!!

  2. Antonio Aguilera dice:

    Juande, si después de una paliza, tienes ganas de recordarla tan expresivamente, es que tienes gana de la próxima y eso es buena señal.
    Gracias por transmitirnos tu forma de ver la carrera

    1. admin dice:

      Antonio, muchas gracias a ti por ser un referente y un gran narrador gráfico de nuestro deporte en Pedales de Granada. Lo de quedarme con ganas de otra, me suele ocurrir después de una buena ducha y reponer los hidratos perdidos, así que seguiremos trabajando en ello. Aunque también te digo, que no descarto en absoluto, tu propuesta de tumbarme bajo un árbol para hacer fotos en vez de correr una carrera. Un abrazo:)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *