Tu propia visión de la vida es un reflejo.

Tu propia visión de la vida es un reflejo.

Y qué razón tiene aquel refrán que dice “la vida es según del color que se mire”.

Me encuentro a veces que me levanto negativo y pesimista y esos días todo lo que me ocurre es negativo y nada agradable.

Por el contrario, me suelo levantar con alegría y con la mente puesta en mis objetivos, que es el motor que mueve mis acciones para ese día. Al final cuando dicen que si le sonríes a la vida la vida te sonríe, tiene toda su lógica y razón.

Nuestros pensamientos son los que mandan, los que nos impulsan o los que nos mantienen en el limbo y el caos. Nuestra mente es como un lápiz o un pincel que traza las líneas y los colores en un papel blanco que es nuestro día. Si dejamos a la mente fluir libremente a su antojo nos perderemos en los más de 60.000 pensamientos que tenemos al día, sin encontrar un camino creativo para nuestra vida. La mente es nuestro peor enemigo y nuestro mejor aliado a la vez. Esos pensamientos producen una reacción emocional que se traduce en unos sentimientos concretos en nuestro cuerpo y por lo tanto nos sentimos y actuamos según ese estado emocional.

¿Qué podemos hacer para tener un día mejor?

–       Cuando te despiertes por la mañana, antes de levantarte de la cama, toma conciencia de la gran suerte que te da la vida en poder construir un nuevo día. Aunque no tengas ganas, sonríe y si puedes ríe. Ríete de ti mismo, de la vida. Visualiza un vídeo de bromas o de risa. Escucha una canción que te alegre. Si puedes utiliza esa canción para que sea la sintonía de tu despertador.

–       Siéntate en el borde de la cama, respira profundamente 3 veces y visualiza tu día. Ahora es el momento de construir el día que quieres. Utiliza la mente como pincel y dibuja lo que vas a hacer desde que te levantes hasta que te acuestes, siempre desde el punto de vista optimista y alegre.

–       Canta en la ducha, silva o tararea tu canción preferida mientras te enjabonas y sigues programando tu día en tu cabeza. Mientras te enjuagas piensa que estás eliminando de tu vida todo lo negativo que has tenido hasta ahora. La ducha es un proceso de limpieza de cuerpo pero también de mente.

–       Vístete con la ropa que te haga sentir bien. Usa colores que alegren tu cara y ropa que te haga sentir bien.

–       Cuando cojas el coche para ir al trabajo recuerda, que por mucho tráfico que haya, de nada te sirve enfadarte o ponerte nervioso. No por cabrearte llegarás antes. Haberte levantado antes o ten previsto los posibles contratiempos que puedas tener en tu trayecto.

–       Tener una misión y visión en la vida es vital para no tener la sensación de perder el tiempo y sentirte desmotivado en tu día a día. La misión es lo que hemos venido a hacer en esta vida, con lo que nos sentimos felices y disfrutamos de ello. La visión es tener el punto de mira en el futuro. Preguntas como ¿Dónde quiero estar en 15 años? ¿Qué quiero para mi vida en los próximos 5 años? Por lo tanto las acciones que realicemos en el día a día han de ir encaminadas a cumplir nuestra misión y llevarnos a los objetivos establecidos en nuestra visión. (Quizá algo complejo de explicar en este post)

Recuerda que tener la regla, no será muy agradable (digo yo, que no soy mujer) pero en la televisión te lo venden como que es la mejor. Sonrisas, canciones, bailes, risas, en definitiva una fiesta. Pero así es la vida, un reflejo de cómo somos y de cómo actuamos ante las situaciones del día a día. Por eso digo que no vemos las cosas como son, sino como somos nosotros. Podemos programar nuestros pensamientos para controlar nuestros sentimientos. Con una correcta gestión de las emociones crearemos  comportamientos concretos y estos comportamientos realizados durante un tiempo crearán unos hábitos. Estos hábitos crearán tu carácter y éste tu propio destino. Tú decides cómo quieres ser para que así sea tu propia vida.

Juan de Dios Salinas

 

visionjuande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*